viernes, 30 de noviembre de 2012

Todos tenemos miedos. Miedo a caer, miedo a la muerte o a la ignorancia. Miedo al que dirán, y miedo a no encajar. Miedo a ser libres o a estar controlados. Miedo al cambio, o a la continua rutina. Miedo a no saber que hacer. Miedo a la soledad. Pero aún es más triste, no tenerlo. No sentir nada
¿Acaso de tanto llorar te quedaste vacía?

viernes, 2 de noviembre de 2012

El resto de mortales

Palabras, esas malditas palabras se han quedado enredadas en mis días. Te pienso, y lloro.
“Vengo a buscarte, te llevaré a un lugar donde broten las flores, amor” No eran más que mentiras, que como una tonta me creí.
No quiero tener que olvidarte, no quiero resignarme a tus besos. Por favor dime que me quieres, lo necesito. Una vez más, abrázame. Quiero sentirte a mi lado. No quiero tener que cerrar los ojos para imaginarte. No quiero despertar solamente en compañía de tu olor.
Bésame, hazme sentir especial.
No quiero llorar más. Aparece, dime que me echas de menos. Dime, que alguna vez fui especial a ti.
Pero aparece.
Quiero ver si en este mundo de mortales, existes.

viernes, 26 de octubre de 2012

Te quiero a las diez de la mañana

Te quiero a las diez de la mañana
Te quiero a las diez de la mañana, y a las once,
y a las doce del día. Te quiero con toda mi alma y
con todo mi cuerpo, a veces, en las tardes de lluvia.
Pero a las dos de la tarde, o a las tres, cuando me
pongo a pensar en nosotros dos, y tú piensas en la
comida o en el trabajo diario, o en las diversiones
que no tienes, me pongo a odiarte sordamente, con
la mitad del odio que guardo para mí.
Luego vuelvo a quererte, cuando nos acostamos y
siento que estás hecha para mí, que de algún modo
me lo dicen tu rodilla y tu vientre, que mis manos
me convencen de ello, y que no hay otro lugar en
donde yo me venga, a donde yo vaya, mejor que tu
cuerpo. Tu vienes toda entera a mi encuentro, y
los dos desaparecemos un instante, nos metemos
en la boca de Dios, hasta que yo te digo que tengo
hambre o sueño.
Todos los días te quiero y te odio irremediablemente.
Y hay días también, hay horas, en que no
te conozco, en que me eres ajena como la mujer
de otro, Me preocupan los hombres, me preocupo
yo, me distraen mis penas. Es probable que no piense
en ti durante mucho tiempo. Ya ves ¿Quién
podría quererte menos que yo amor mío?
                                                                                   JAIME SABINES

martes, 2 de octubre de 2012

 
 
LOVE OF LESBIAN-El hambre invisible
 
En mi Corea Mental, hay un bloqueo bestial,
y desde mi ciudad, solo a veces recuerdo a mi Sur.
Así es mi identidad, muñecas rusas que no acaban jamás.
Un laberinto irreal, donde solo una voz me guió, eras tú.

Querías mostrarme al exterior.
Tú ilusionista, un gran error.
Dijiste "nadie escucha aquí, y aún menos nos ven,
si siguen ignorándonos van a saber,
que un día atacaremos en forma de alud.
¿Por qué nos cuesta tanto cambiar de actitud?"

Y generé más tensión, y me hice nudos de inaudita opresión,
cuando empecé a notar, un deseo inhumano hacia ti.
Busqué las ganas y también un plan,
romper mis diques de seguridad,
pero antes de decidirme a hablar,
elegía un vuelo raso para huir de tu radar.

Mi mecanismo de horror, volvió a engullir mi tensión.
Intuyo que si hablo va a ser de una vez,
y tanto que he aguantado así, no lo haré bien.
No pongo de mi parte ni aporto más luz
¿por qué me cuesta tanto cambiar de actitud?

Como un sueño fractal, quisiera explosionar,
millones de sonidos que pudieran ampliarte un "gracias".
Sería un gran paso más, para la humanidad,
mostrar mi cara oculta a los demás.
Ser actitud. Ser actitud. Más actitud.

Es como cuando sueñas que nadie te ve.
Y sigues dando pistas, por si alguna vez…
Y sé que no funcionará si estamos sin ser.
El hambre invisible en su escudo de piel.
 
 

domingo, 30 de septiembre de 2012

Tanto hablar de fin

Se acabó.
El suave aroma que desprenden mis sábanas, me recuerda a ti. Despierto y no estás a mi lado.
No aguanto más.
Tu suave respiración recorriendo cada tramo de mi cuerpo. Miles de sonrisas de medio lado, esas que tanto me gustaban, se amontonan en mi mente, golpeándola insolentes. Se han vuelto agresivas, ¡quién lo hubiera dicho!
Respiro.
Cada una de las peleas.
Cada lágrima descontrolada.
Cada grito callado con un beso.
Cada noche de amor.
Cada susurro, al oído.
Aguanto.
Pero se me hace difícil seguir.
Recordar todos y cada uno de los momentos junto a ti.
Dueles tanto.
Cada noche de almohadas mojadas.
Cada latido acompasado.
Cada caricia.
Cada copa para olvidar.
Cada beso.
Tanto jugar con fuego
Tanto hablar de fin.
Todo se volvió negro.
Desisto.
Todo, porque no estás.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Out the blue

Era una noche cualquiera. Cabía la posibilidad de que fuera, como las demás que había pasado junto a él. Que fuera como siempre, pero no por ello, habría de dejar de gustarme.
Iba caminando hacia allí, con el viento frío acariciándome la cara y dejándola de un color, sonrosado.
¡Madre mía! ¡Qué escándalo preparamos siempre! Se les oía desde la esquina de mi casa.
Cuando llegué y abrí la puerta, todos me saludaron sonriéndo, y siguieron a lo suyo. Gritándo, saltando, haciéndose de rabiar unos a otros, hablando efusivamente de sus vidas, vamos,
aquel paisaje que tanto me gustaba, y que tanto habría de echar de menos, todos los días.
Estuve bailando, y riéndo toda la noche. Hablando con unos, enloqueciéndome con otros, pero tan solo los gestos de una persona, parecían para mi, perturbar la habitación, hacerla cambiar de parecer.
Una vez que el ambiente pareció calmado, (a nuestra manera) nos sentamos unos con otros, como la gran familia que somos y comenzámos a hablar.
No sé ni cómo ni por qué, pero no podia dejar de mirar, de un lado a otro, como buscándo algo.
Entonces, mientras reíamos y charlabamos alegremente, él me miró. Me miró y me sonrió. En ese momento, esa persona que para mi había sido tanto, y que al fin había conseguido verla como un amigo más, quitarla de mi mente, me
pareció cercana, me pareció que solo estábamos en esa habitación, él y yo. Que no había nadie más allí.
Le sonreí enérgicamente, y confundida aparté la mirada.
No podía ser. ¿De nuevo, me tocaría empezar de cero?
Decidí involucrarme en la conversación, para poder refrescarme las ideas. Por lo que tomé el asiento de una amiga que, había tenido que ir a hablar por teléfono, en el reposabrazos del sofá.
La conversación pareció eludir mis confundidos pensamientos.
La verdad, es que me encanta estar con ellos. Me siento libre como en ningún sitio.
Reí hasta no poder más, agarrándome con las dos manos, la barriga y contorsionándome para aguantar el dolor, que me ocasionaba el flato debido a reirme tanto.
Cuando paramos de reír, me incorporé, con los brazos apoyados en mis piernas, apoyándo la cabeza sobra la mano izquierda y dejando la otra libre.
En ese mismo instante, noté como me agarraba la mano, noté su suave tacto, aquel que conocía tanto. Sorprendida, levanté la mirada y con un claro gesto de confusión le miré. Él, sonriendo pícaramente, me lanzó un beso.
¡Qué raro era todo aquello!..¡Y cómo me estaba gustando!
Al lado nuestro, se hizo el silencio. Todos nuestros amigos nos miraban sorprendidos. Siempre habían sabido que estabamos ``juntos´´ pero nunca nos habían visto asi, atontados, porque no decirlo, como una pareja.
Y eso es raro, pero son cosas de él. ¡Qué no hay quien le entienda! Pero esa es otra historia.
En ese momento, para mi solo estabamos nosotros en la sala, solo él y yo, mirándonos, sonriendo, tonteando...
En un momento, se levantó y con un gesto pícaro y para nada encubierto, me insinuó que nos largásemos.
Rápidamente me levanté, y como un rayo, salí por la puerta, seguida por él.
Caminamos de la mano, hasta que llegamos, a un lugar, ligeramente escondido.
Estaba sonriendo como una estúpida, como una boba, como una enamorada.
Él vino hacia donde estaba yo, y sonriéndome, me atrajo hacia él, y me besó.
¡Dios, como había echado de menos sus besos!¡Cuánto me gustaban!
Enseguida, una sensación que me encantaba, ese cosquilleo en el estómago, que tanto había sentido cuando estaba con él, ese día, se había revolucionado en mi interior, las mariposas de mi estómago, no paraban quietas, pero me
encantaba esa sensación. Me encantaba estar con él. Me encantaba ser parte de esos momentos que tanto habría de echar de menos, y que tan nítidos se guardaban en mi mente.
Nos separamos tan sólo un instante, y nos miramos. Me dió un pequeño beso, y me abrazó.
¡Estaba siendo, el mejor día de mi vida! ¡
No me podía creer que estuviera pasando algo, llamemoslo común con él, y que estubiera significando tanto para mi.
Me acarició, y me volvió a besar. Lo hizo con ganas, con pasión, provocante. Esos besos que me enloquecian más que cualquier otro.
De repente, me cogió y rodeado por mis piernas me apretó salvajemente contra la pared. Furtivo, su aire contra mi pecho.
Imágenes nítidas aparecieron en mi mente una tras otra. Nuestro primer beso, cada uno de los lugares donde nos habíamos besado, cada caricia furtiva, cada abrazo. Y cada lágrima.
Aquella puñetera distancia que nos distanciaba y nos había hecho sufrir.
Continuamos besándonos, y los minutos volaban y volaban porque estaba con él.
Sonrisas pícaras y cómplices, y cada abrazo entre beso y beso se estaban grabando, sin querer en mi corazón.
Ambos sabíamos que nos tocaba separarnos, pero disfrutabamos de cada momento, de cada segundo, juntos.
¡Mierda! Nos queríamos.

sábado, 9 de junio de 2012

Love of Lesbian- Allí donde solíamos gritar

¿A que no sabes donde he vuelto hoy?
Donde solíamos gritar
diez años antes de este ahora sin edad,
aún vive el monstruo y aún no hay paz.

Y en los bancos que escribimos
medio a oscuras, sin pensar,
todos los versos de "Heroes"
con las faltas de un chaval, aún están.

Y aún hoy,
se escapa a mi control,
problema y solución,
y es que el grito siempre acecha,
es la respuesta.

Y aún hoy,
sólo el grito y la ficción
consiguen apagar
las luces de mi negra alerta.

Tengo un cuchillo y es de plástico
donde solía haber metal,
y el libro extraño que te echó de párvulos,
sus hojas tuve que incendiar.

Y en los hierros que separan
la caída más brutal
siguen las dos iniciales
que escribimos con compás,
ahí están.

Vertical y transversal,
soy grito y soy cristal,
justo el punto medio,
el que tanto odiabas
cuando tú me repetías que
té hundirá y me hundirá,
y solamente el grito nos servirá,
decías "es fácil" y solías empezar.

Y es que el grito siempre vuelve
y con nosotros morirá,
frío y breve como un verso,
escrito en lengua animal.
¡Y siempre está!

Te hundirá y me hundirá
y solamente el grito nos servirá
y ahora no es fácil,
tú solías empezar.
Vertical y transversal,
soy grito y soy cristal,
justo el punto medio,
el que tanto odiabas
cuando tú me provocabas aullar.

Y ya está, ya hay paz,
oh, ya hay paz.
Y ya está, ya hay paz,
oh, ya hay paz.

¿Por que gritaba?
Lo sé y tú no,
no preguntabas,
tú nunca, no.
Somos aire, somos viento. Aquel efímero pensamiento. Somos todo, y somos nada. Tu eres aquella brisa y yo la tenue madrugada.

jueves, 12 de abril de 2012

Prefiero amarte a ciegas, duele menos.
No pensar, actuar.
Las verdades a veces duelen. La distancia nos desgarra. No quiero despedirme una vez más.
Bésame y todo se calmará.
Puede ser, que esa sea mi salvación.
No pares de amarme nunca.
Solamente salta, cuando yo te lo pida.
 +¿Confías en mi?
-Más que en ninguna otra persona.- me dijo sonriéndome pícaramente
Con esa sonrisa que puede llegar a enloquecerme. Esa sonrisa que me transporta a millones y millones de años luz.
¿Puedes verme? Soy aquella estrella que perdida deambula por este universo, cruento, salvaje, pero que en el momento en el que la luna sale, ¡se siente tan bien!
Esa brisa, cuando la lluvia moja tu cara, y pienso en ti. Pienso en que cada una de esas gotas son tus besos. Los besos que podríamos habernos dado, en todo este tiempo. Cada una de las caricias, que tanto necesito y extraño. Cada uno de los pequeños mordiscos que,al besarnos, podían provocantes mecerse por nuestros labios. Cada uno de los ``te quieros´´ que podríamos haber pronunciado levemente embriagados de alcohol y amor.


+¿Tú me quieres?
-Más que a nadie.
+No te lo crees ni tú chato.-Sonreí, con esa tímida media sonrisa que a él le encantaba.
-¿Tú eres boba, verdad?.- Sonrío.
[Me agarro, y me atrajo hacia si, puso levemente su cara en mi mejilla.]
Un cálido y extraño escalofrío recorrió mi cuerpo. Se acercó a mi oído, y lento, suave, pícaro, conciso, me dijo:
-Te quiero. No lo dudes nunca.



miércoles, 11 de abril de 2012

Tristeza, por algo lejano. Soledad que desgarra las siluetas de aquellos días que parecen lejanos en lo mente. La ausencia de caricias, besos, sonrisas, que ahuyentadas partieron. ¿Para no volver? Quizás vuelvan. Quizás regresen cuando la espera no sea esperadas, cuando cada lagrima no le tenga como dueño.

viernes, 9 de marzo de 2012

Es la noche el amor.

No te has dado cuenta.
¿Qué?
Me huelo lo peor.
¿Cómo?

Porque ese par
se va a enamorar.
Volvemos a ser dos.

La brisa de la noche,
la luna y su color.
El clásico romance lleno de
desastres por amor.

Es la noche del amor
el cielo trae paz
El mundo está perfecto en su quietud
Con todo en su lugar.

Quisiera ser sincero
No sé qué voy a hacer.
¿Decirle la verdad? Imposible
Hay mucho que esconder.

No quiere hablar, ¿qué esconde?
No puedo comprender.
¿Por qué no quiere ser quién debe ser?
¿El rey que veo en él?

Es la noche del amor,

El cielo trae paz.
El mundo está
perfecto en su quietud
Con todo en su lugar.

Es la noche del amor

Con todo en su lugar
Más allá
de toda oscuridad
Hay amor y paz.

Feliz final
escrito está.
Es un gran error.

Se perderá
sus juergas de león
Y todo por amor.





sábado, 3 de marzo de 2012

+¿Cuando tenías pensado decirme que me querías?
-Pues, no tenía pensado decírtelo. Tenía miedo de tu reacción.No me atrevía a hablarte, a explicarte esa sensación que me provocabas cuando me mirabas. Esas malditas e inquietas mariposillas que se paseaban campantes por mi ser, cuando me besabas.
+ [...]
-¡JODER DIME ALGO,¿ NO?!
¿Disfrutas haciéndome sufrir de esta forma?
+ [Sonríe]
-¡No te rías, contesta joder!
Es que me .... arrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrg [Se dispone a marcharse furiosa]
[La voltea agarrándola suavemente de la mano]
+[Sonriendo] ¿Cómo puedes ser tan tonta?
[Sonríe y con una carcajada la atrae hacia si, la levanta suavemente la cara, y la besa]

viernes, 24 de febrero de 2012

Vayámonos al reino de lo absurdo.

Vayámonos al reino de lo absurdo.Querernos nos habrá de distanciar.Las caricias tuyas, me dañarán.Tus labios me dirán adiós y tus abrazos se tornarán vacíos.Tus ojos serán distantes y las palabras, serán obviadas. Los susurros de unas lágrimas serán recriminadas a voz en grito.Cada amanecer contigo mi maltrecho corazón será herido. Cientos de besos robados, serán devueltos.Momentos contigo, olvidados.Y cada ``Te quiero´´ sincero que de tu boca escuche, de transportarme capaz será, al lugar donde todo se invierte.


lunes, 20 de febrero de 2012

Por todo aquello que prometiste

Por todo aquello que prometiste me dio por pensar en ti. Por todo aquello que me dijiste pude sentirte aquí dentro de mi. Por todo aquello que me sonrojó, y que ahora resuena en mi mente. ¿Es el eco de la felicidad? ¿Es tú traicionera sonrisa? No. Va a ser que me he enamorado

sábado, 18 de febrero de 2012

miércoles, 15 de febrero de 2012

Soledad

Como pájaros que al vuelo cazan mariposas que se ciñen a enriquecer la vista de aquellos ciegos de placer que enmudecieron al ver a aquellos ``sin palabras´´ contándo esta historia.

Corría el año 1954. La calle estaba completamente desierta. Tan sólo el dulce compañero de la noche, un viento fuerte, altivo, que golpeaba furtivo el cristal de la habitación de Sally. Ella atemorizada, se resguardaba debajo de las raídas sábanas, como si de una muralla protectora se tratase. No quería despertar a ninguna de sus compañeras de habitación. Eran exactamente catorce compañeras, las que dormían en aquel tugurio que les ofrecía para descansar, su amo Sir Loreman. Era uno de los más adinerados de su época.
Sally se levantó cuidadosamente, y se dirigió hacia la ventana. Soñadora, se puso observar las calles de su ciudad natal, aquella ciudad tan avanzada e innovadora pero sin embargo fría, como su corazón.

domingo, 5 de febrero de 2012

ABRÁZAME, BÉSAME, ÁMAME, MUÉRDEME, SUÉÑAME, ACARICIAME, TÓCAME, SIÉNTEME, SÍGUEME,ÁMARRAME, ACELÉRAME, RESPÍRAME, ENLOQUÉCEME, LÁMEME, TÓCAME, SUSÚRRAME, HÁBLAME, QUIÉREME, DESCOLÓCAME, SORPRÉNDEME, INCÍTAME...



HAZME LA MUJER MÁS FELIZ DEL MUNDO, ÉSTA NOCHE.♥

sábado, 4 de febrero de 2012

Sopla una bocanada de realidad y aguanta el golpe.


Me acerqué a ti y me entregué en cuerpo y alma, y ahora nuestras almas flotan ausentes y ahi abajo se han quedado nuestros cuerpos, gastándose el uno al otro en la guerra de la razón.



domingo, 22 de enero de 2012

Tan solo sonrie. Sonrie porque tienes un motivo para hacerlo. Sonrie aunque todo te vaya mal. Sonrie por aquellas personas que quieren ver tu sonrisa. Sonrie para hipnotizar. Sonrie en un momento de locura. Sonrie al compartir una mirada. Sonrie bajo la lluvia. Sonrie cuando te levantes. Sonrie cuando te veas agobiada. Sonrie cuando te enamores. Sonrie cuando seas correspondido. Sonrie cuando te cieguen las lagrimas. Sonrie porque siempre hay una oportunidad. Sonrie hasta que no puedas más.

Ah...
y una cosa más...

SONRÍE.♥

jueves, 19 de enero de 2012

Él: ¿Ves aquella estrella de allí? La más brillante.
Ella: Sí, es preciosa.
Él:¿Ves aquella otra estrella? La otra muy brillante junto a la anterior.
Ella: Sí, claro que la veo
Son como nosotros, tan cerca pero tan brillantes que al cegarnos esa hermosa y radiante luz nos confunde y retrae.

Y ahora quiero pensar, que estamos los dos mirando el mismo cielo, y recordando que estamos tan distantes y confundidos, pero tan cerca al fin y al cabo de un amor sin límite.



miércoles, 18 de enero de 2012



Acabaré rindiendo cuentas con el destino. Porque si algo me han enseñado es a luchar. Y eso haré, por ti.<3

martes, 17 de enero de 2012

Otra tarde de lluvia en mi mente.

Otra tarde de lluvia en mi mente. Sufres, pero intentas fingir que eres feliz.
Mantener las distancias... ¿a éstas alturas?

Aqui estoy, buscando mantener resquicios de felicidad en mi memoria, para poder soportarlo.

Si sabes que te quiero. El amor es imparable. ¿Qué clase de barrera es la distancia para él?
Tan sólo querámonos. Nada ni nadie nos lo impide. Tan solo tú y yo, y  miles de personas alrededor ajenas a todo.
Puede resultar algo extraño, dudoso tal vez. Pero lo único importante, es intentarlo.
.
Tan sólo, tú y yo. Y te prometo el séptimo cielo<3

domingo, 15 de enero de 2012

Porque a veces con un apoyo y una sonrisa ``desconocida´´ puedes traspasar barreras a ciegas.<3

Versión acustica perfecta. *-*


Hotel California

On a dark desert highway, cool wind in my hair
Warm smell of colitas, rising up through the air
Up ahead in the distance, I saw a shimmering light
My head grew heavy and my sight grew dim
I had to stop for the night
There she stood in the doorway;
I heard the mission bell
And I was thinking to myself,
’this could be heaven or this could be hell’
Then she lit up a candle and she showed me the way
There were voices down the corridor,
I thought I heard them say...

Welcome to the hotel california
Such a lovely place
Such a lovely face
Plenty of room at the hotel california
Any time of year, you can find it here

Her mind is tiffany-twisted, she got the mercedes bends
She got a lot of pretty, pretty boys, that she calls friends
How they dance in the courtyard, sweet summer sweat.
Some dance to remember, some dance to forget

So I called up the captain,
’please bring me my wine’
He said, ’we haven’t had that spirit here since nineteen sixty nine’
And still those voices are calling from far away,
Wake you up in the middle of the night
Just to hear them say...

Welcome to the hotel california
Such a lovely place
Such a lovely face
They livin’ it up at the hotel california
What a nice surprise, bring your alibis

Mirrors on the ceiling,
The pink champagne on ice
And she said ’we are all just prisoners here, of our own device’
And in the master’s chambers,
They gathered for the feast
The stab it with their steely knives,
But they just can’t kill the beast

Last thing I remember, I was
Running for the door
I had to find the passage back
To the place I was before
’relax,’ said the night man,
We are programmed to receive.
You can checkout any time you like,
But you can never leave!

sábado, 14 de enero de 2012

Ahora puedo decir que, te quiero.
No hay marcha atrás. No puedo negarlo.
El destino es algo jodidamente inevitable.
.
Estoy intentando descubrir el secreto, de los cuentos de hadas en los que todo es aparentemente perfecto.
¿Dónde está lo bonito? ¿Acaso te lo has llevado?
No logro entender la facilidad que tienes de descolocarme.

¿Serás tú el qué me va a compensar por todas las lágrimas que derramo a diario por ti?
¿Eres el qué me hace feliz?

Perdido en la incandescencia de un recuerdo en la cuerda floja.



viernes, 13 de enero de 2012

Es mi destino, me toco quererte, y sufrir por esta puta distancia. 
Dime una sola palabra mientras me tapas los ojos por detrás de mi, y me dejas presa en un dulce abrazo.
Explícame como fueron los días conmigo. Y en verano bésame con sabor a cloro.
Acariciaremos el cielo, mientras vamos a ver las estrellas.
Seremos los dos solos y un millon de gente.
Al ritmo de la música, hasta que salga el Sol.
.
Acércate. Háblame. Bésame. Desnúdame con la mirada. Cuidame. Enseñame. Acompañame. Abrazame. Quiereme. Sigueme. Protegeme. Enamórame. Dime que te quedarás, aqui conmigo.

Eres lo que me faltaba para ser feliz, te quiero.<3






martes, 10 de enero de 2012

Y será lo que tenga que ser.


Dejaremos que el río siga su curso. No estés triste, a lo mejor  nuestros caminos se vuelven a juntar.
Puede que acabemos diciendonos esas tonterías de enamorados.
¿Quién sabe? Esa idea está rozándo mi mente constantemente.
Puede ser el delirio provocado por una noche de desenfreno.
Sienteme, estoy aqui, en tu presente, no te preocupes por un pasado desconocido.
Tu lo sabes, estuviste de testigo, que por tu culpa, ahora habitas en mi cerebro y no quieres salir.


Tan sólo bésame y deja al destino que haga su trabajo.


lunes, 2 de enero de 2012


Me siento estúpida. ¿Por qué lloro a estas alturas de esta forma?
Las cosas comienzan a carecer de sentido. Quisiera saber lo que me pasa, lo que siento y que todo no sea una gran incógnita.
Creo que sé lo que se siente, pero todo son suposiciones.


Quizás ya era hora de que me sucediera a mi.  Siempre diciendo que no y acabar rindiéndome. Y  un buen día darme cuenta
que el problema no eramos ni él ni yo.  ¿Por qué nos tiene que separar esta distancia? ¿Será que me he percatado de su presencia tarde?


No es la primera vez que pasa. ¿Por qué ahora? ¿Arreglo algo llorando a estas alturas? 
¿Por qué me ha tenido que dar la realidad en toda la cara?
La forma en la que sucedió todo, en la que me cuidó, en la que se preocupó. Tiene que tener un significado. Y no logro entenderlo.
Sólo sé que ahora me arrepiento de decir muchas cosas y de callar otras.


¿Es Amor?
No lo sé. Simplemente las cosas han pasado por algo. Puede que sea el destino. Puede que solo me esté montando películas. 
Puede que sólo esté escribiendo bobadas, en un día con pocas expectativas.
Tiene que haber algo. Por mínimo que sea, porque sino como esque ha hecho esas cosas tan increibles por mi, y cómo esque yo estoy pásandolo tan mal.
Parece que no te veré en un tiempo.
¿Cambiará mi impresión nuevamente sobre ti en cuando te deje de ver, o será tal vez, que siempre te vi de la misma manera pero nunca lo supe.?
¿Simplemente estaré desahogándome, para  sentir algo de consuelo?


Sólo sé que nada tiene sentido, escribir por escribir, con ésto nada se va a arreglar, porque siempre estará esa distancia ahi.


Decirle que lo lamento si alguna vez le he dañado, o si alguna vez le he hecho sufrir de alguna manera.
Pedirle perdón por hacerle perder tiempo conmigo.
Si alguna vez dije algo que le disgustara.
Si quizás me enfadé injustamente con él.
Lo siento, si le grité o no le traté como merecía.
Si alguna vez le quité la mirada.
Lo siento, por no decir las cosas claras.




Pedirle perdón por todas esas pequeñas y grandes cosas que inconscientemente le he hecho y le han podido dañar. 


No sé lo que él siente, y mucho menos lo que siento yo, pero lo que tengo muy claro, es que me ha cambiado y que sin él no sabría que hacer, porque es incréible.
Simplemente, decir por último, que si alguna vez llegas a leer ésto, sepas que eres más que especial para mi, y que gracias por todo lo que has hecho por mi.


Te quiero.
Mucho más de lo que imaginas.